Argentina secreta: La Rioja y el Parque Nacional Talampaya

Parque Natural de Talampaya. La Rioja, Argentina

Argentina es mucho más que Buenos Aires, las Cataratas de Iguazú, Bariloche o el Perito Moreno. En este bello país del cono sur americano, emergen destinos hasta ahora poco conocidos para el turista extranjero. En el oeste del país austral, más concretamente en la región de La Rioja, se pueden encontrar bellezas naturales que bien merecen una visita.  

 
Como resumen, podría decirse que adentrarse en La Rioja de Argentina es hacer un viaje al encuentro de gentes amables, buena gastronomía y una oportunidad de desconexión total en un entorno natural espectacular donde, entre otras atracciones naturales, destacan el Parque Nacional Talampaya, la Laguna Brava y el Cañón del Triásico.

¿Qué hacer en el oeste de La Rioja? 
La visita obligada, ícono de la provincia y uno de los lugares más bellos e interesantes del mundo, es el Parque Nacional Talampaya, declarado como uno de los once "Patrimonios de la Humanidad" por la Unesco en Argentina. El Parque de Talampaya fue creado con el objetivo de proteger importantes yacimientos arqueológicos y paleontológicos y es el resultado de movimientos tectónicos, a los que durante milenios se han sumado la erosión del agua y el viento en un clima desértico, con grandes amplitudes de temperaturas, intenso calor de día y bajas temperaturas de noche, con lluvias torrenciales en verano y vientos fuertes en primavera.

Las seis formaciones geológicas de los parques albergan el conjunto continental de fósiles más completo del mundo correspondientes al Triásico. Los fósiles comprenden una amplia gama de antepasados de mamíferos, así como vestigios de dinosaurios y plantas, que ilustran la evolución de los vertebrados y las características de los paleoambientes del período Triásico.
Parque Natural de Talampaya. La Rioja, Argentina

Parque Natural de Talampaya. La Rioja, Argentina
Para visitar el parque y recorrer los atractivos del oeste de La Rioja, se recomienda hacer base en Villa Unión del Talampaya –cabecera del Departamento General Felipe Varela y centro de servicios más importante de la zona-. Enclavada en el valle del río Bermejo, a una altura de 1240 metros sobre el nivel del mar, es un gran punto de partida para conocer los atractivos de la provincia y pasar unos días intensos con actividades.

A menos de 10 kilómetros de Villa Unión se puede visitar la pequeña localidad de Los Palacios, famosa por la gran cantidad de viñedos y productores de vino artesanal; el Cañón del Anchumbil, donde nomás empezar el trayecto se encuentran gigantes e imponentes formaciones rocosas rojizas que dan la bienvenida a los visitantes, Banda Florida, a la cual se accede cruzando el mítico Río Bermejo y donde las montañas y los cerros multicolor son testigos de las excursiones de turismo aventura, con cuatriciclos, bicicletas o camionetas 4x4 que organizan las distintas cooperativas locales.

Sobre la RN 76, a medio camino entre Villa Unión y el Parque Nacional Talampaya, se encuentra la localidad de Pagancillo, lugar que merece la visita, presentándose como un pueblo pintoresco que parece detenido en el tiempo. La paz y la quietud que se respiran no deben engañar, ya que es un lugar de gente trabajadora, con una producción interesante de vinos, dulces de tomate, higos, alcayota y muchas otras frutas en almíbar. Sobre la calle principal algunos locales con productos regionales ofrecen además exquisitas piezas de talabartería y esculturas en piedra talladas a mano, con figuras de rostros y animales.
Canón del Triásico. La Rioja, Argentina

Saliendo de Villa Unión y yendo hacia el este por la famosa Ruta 40, un cartel sobre la ruta indica la entrada a Aicuña, un pueblo rodeado de cerros y montañas. Es uno de esos lugares a los cuales se va tal vez para curiosear o pasar el rato, pero que sorprenden por su belleza, alegría y amabilidad. Si se visita, hay que probar su vino casero, dulces, empanadas y regionales. Saliendo de Aicuña y siguiendo en dirección al este, aparece la espectacular Cuesta de Miranda, un camino con curvas y contracurvas, subidas y bajadas, y paisajes y colores.

Cuesta de Miranda. La Rioja, Argentina
Hacia el oeste También por “la 40”, hacia el oeste de Villa Unión, se puede visitar el increíble Vallecito Encantado, excursión que se recomienda hacer con alguna agencia de viaje o guía local. Como su nombre lo indica, este valle ofrece un escenario que parece extraído de una película de ciencia ficción: las rocas emergen de la superficie con formas que exceden lo curioso, emulando copas, barcos, alguna una gran pelota de fútbol y todo lo que la imaginación permita.

Vallecito Encantado. La Rioja, Argentina
Siguiendo por la Ruta 40 unos kilómetros más se llega a Guandacol, claramente identificada gracias al cartel, pero mucho más por el monumento al famoso caudillo Felipe Varela, quien vivió gran parte de su vida esta localidad, y de quien el Departamento General Felipe Varela tomó el nombre. Allí viven unas 5 mil personas, y es uno de los lugares más visitados por los turistas, muchos de los cuales van a conocer la casa donde vivió Felpe Varela, la Iglesia de San Nicolás (de finales del siglo XVIII, es la más antigua del Departamento) y el Olivo Histórico, que según cuenta la historia, dio sombra a las tropas del Ejército de los Andes que marchaban hacia Chile.


¿Cómo llegar a La Rioja? 
Al oeste de La Rioja argentina se puede acceder en auto desde todo el país:
- Desde Buenos Aires se puede ir en avión hasta La Rioja o San Juan, y desde allí en micros públicos o combis privadas.
- Desde San Juan, por ejemplo, a través de la legendaria Ruta 40 y la nueva Ruta 150, que lleva al Parque Provincial Ischigualasto.
- Desde Córdoba, por la RN 38 hasta Patquía, y desde allí tomar la Ruta 150 para finalmente empalmar con la RN 76.
- Desde las provincias cercanas, sin dudas la mejor opción será en auto o micro.
Laguna Brava. La Rioja, Argentina

Cráter Corona del Inca. La Rioja, Argentina


Para conocer más sobre esta región de la Argentina, recomiendo una visita:
www.talampaya.gob.ar/informacion-general/
wwww.turismovillaunion.gob.ar
Comparte en Google +
¡ Isabel, madrileña de nacimiento y trotamundos por convicción. Mi pasión es cruzar fronteras: físicas y metafísicas. Viajar, explorar y sumar experiencias y emociones es para mi una necesidad vital; y es que me fascina esta pelota verde y azul en la que vivo. Voy a contarte mis vivencias para transmitirte mi pasión por los viajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario