Piernas hinchadas: remedios caseros para evitar el malestar

Muchas mujeres que viajan sufren las incomodidades de las piernas hinchadas. Por lo general, largas horas en un avión o en otro medio de transporte, además de calor excesivo, suelen ser las causas principales. Sufrir pienas hinchadas también puede deberse a una mala circulación o a alguna enfermedad más compleja. 
Piernas hinchadas: remedios caseros para evitar este malestar
Refresca las piernas siempre que puedas y huye del calor excesivo
¿Sabías que más del 75% de las mujeres mayores de 35 años sufren de piernas hinchadas durante el verano? Este malestar está causado principalmente por el calor, una mala circulación sanguínea , circunstancias hormonales, el sedentarismo, el sobrepeso y una alimentación inadecuada.

Con los constantes cambios hormonales , las mujeres, especialmente cuando vamos avanzando de edad y con el calor, comenzamos a experimentar hinchazón, un problema que no solo es estético sino también de salud. Es un problema más común de lo que pensamos que puede llegar a causar cansancio, hormigueo e incluso dolor.

Sin embargo, sentirte mejor está en tus manos. Es fácil si sigues unas sencillas recomendaciones caseras y naturales que te ayudarán a reducir la hinchazón y aliviar el malestar que produce.
  • Cuando viajas. Evita estar sentada durante muchas horas seguidas. Levántate de vez en cuando y date un paseo por los pasillos del avión o del tren. Si viajas en vehículo intenta hacer estiramientos sentada. 
  • Evita las prendas muy ajustadas, especialmente en el abdomen, la cintura, los tobillos y las rodillas. Sabemos que cuando viajas utilizas calzado cómodo pero, de vez en cuando, para alguna escapada especial o fiesta, no puedes resistirte a unos buenos tacones.  No olvides que los tacones muy altos no favorecen en absoluto la circulación de tus piernas. Resérvalos para eventos especiales y durante el día utiliza zapatos o sandalias de tacón medio con los que el pie sufre menos impacto e imita la pisada natural.
  • Adiós al sedentarismo. Cuando viajamos, por lo general, caminamos bastante, pero esta buena práctica debemos extenderla a nuestra rutina diaria. Practicar ejercicio o caminar todos los días al menos 30 minutos es un remedio infalible contra las piernas hinchadas. Al activarse tu circulación venosa disminuirá la sensación de pesadez y rigidez. Olvídate del elevador y utiliza las escaleras. Si trabajas sentada largas horas, levántate frecuentemente y mueve las piernas.
  • Olvídate de la sal que solo provoca retención de líquidos y ayuda a que la inflamación se acentúe. Ojo con los alimentos con sal escondida, como el popcorn .
  • Aliméntate sano. Huye de los azúcares, los alimentos muy grasos y un exceso de carnes rojas. Abusa de frutas depurativas (sandía, piña, fresas, uvas, cítricos) y vegetales, especialmente los de hoja verde (cebolla, berro, alcachofa, zanahoria, tomate y pimientos rojos).
  • Bebe agua. Consumir dos litros diarios de agua te ayudarán a luchar contra la retención de líquidos y el malestar de las piernas hinchadas. Evita el tabaco y el consumo de alcohol.

Remedios naturales para calmar las piernas

  • Infusiones. Combina una cuchara sopera de cada uno de estos ingredientes por cada taza de agua (ruscus, vid roja, ginkgo y hamamelis). Hierve la mezcla entre 1y 2 minutos y filtra. Puedes tomar dos vasos diarios durante 1-3 meses.
  • Aromaterapia. Masajea las piernas, en sentido ascendente, con aceite esencial de romero, menta piperita y ciprés (o milenrama) diluido en aceite de almendras. Te aliviará el dolor de piernas. Puedes preparar un botecito antes de viajar y meterlo en tu equipaje.
  • Envoltura en vinagre de manzana. Empapa unas vendas o compresas y envuelve tus piernas durante unos minutos. Después lávalas con una infusión a base de hamamelis y meliloto, indicado para tratar afecciones circulatorias. El vinagre de manzana será fácil de encontrar en muchos destinos.
Si el problema persiste, lo ideal sería acudir a un especialista para que descarte la existencia de enfermedades que pueden provocar las piernas hinchadas, por ejemplo alguna enfermedad cardiaca, hepática o de riñón.

¿Se te hinchan las piernas cuando viajas? ¿Qué remedio utilizas? 
Comparte en Google +
¡Hola! Soy Isabel y mi pasión es cruzar fronteras: físicas y metafísicas. Mi filosofía de vida es clara: invertir en ser, no en tener. Nací en Madrid y me siento en casa allá donde reposo mi equipaje. Viajar, explorar y recolectar experiencias y emociones es una necesidad vital; y es que me fascina esta pelota verde y azul en la que vivo. Voy a contarte mis vivencias para intentar transmitirte mi pasión por los viajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario