Embarazo y viajes: Recomendaciones para viajar de forma segura

¿Estás embarazada pero no puedes aplacar tu sed viajera? 

Tu espíritu aventurero te grita y has decidido que tu bebé será tan viajero como la mamá, y que para conseguirlo lo mejor es que empiece a viajar cuanto antes.


Si lo tuyo es viajar pase lo que pase, aún embarazada, debes saber que el segundo trimestre del embarazo es el más indicado para viajar, según indica el doctor Josep Sanchís,Este enlace se abrirá en una ventana nueva coordinador del Servicio de Ginecología del Hospital Quirónsalud Valencia,Este enlace se abrirá en una ventana nueva de España. Durante esa fase del embarazo, la movilidad aún es buena y ya se han superado las posibles complicaciones y los síntomas como las náuseas. "Aunque", aconseja el especialista, "hay que ser cuidadoso con los destinos y evitar lugares exóticos o excesivamente calurosos". 

Otras de las indicaciones ofrecidas por el especialista son obviar las altitudes mayores de 3.500 metros, no practicar el buceo, evitar áreas de malaria o con enfermedades severas transmitidas por los mosquitos u otros insectos y aquellos lugares que requieran la vacunación con virus vivos atenuados, como la fiebre amarilla.

En el caso de utilizar como transporte el avión, y sobre todo si se trata de un viaje largo, es muy aconsejable que se usen medias de compresión venosa con el fin de evitar trombosis. "Durante el embarazo existe un mayor riesgo de sufrir trombosis y si permanecemos sentados sin movernos, esta probabilidad se multiplica; de ahí la importancia de emplear estas medias", ha explicado el doctor Sanchís.

Cabe destacar que las compañías áreas dejan viajar sin ningún tipo de restricción hasta la semana veintiocho; pasado este periodo, se deberá aportar un informe ginecológico que avale la conveniencia de volar. "A partir de la semana 36, o la 32 en el caso gemelar, está desaconsejado volar. Si aún así decides hacerlo, deberá ser tu médico quien lo decida", explica el ginecólogo.

Cómo disfrutar del verano y del embarazo
Una mujer embarazada, evidentemente, no es una mujer enferma. No obstante, sí que es conveniente seguir una serie de recomendaciones para disfrutar del verano sin sobresaltos. Los especialistas de Quirónsalud Valencia recomiendan seguir las siguientes pautas:
  • Evitar las altas temperaturas e hidratarse correctamente. Algunas evidencias sugieren que la elevación de la temperatura central por fiebre o uso de baños calientes aumentan la posibilidad de espina bífida en el feto. Por otra parte, una hidratación incorrecta puede ocasionar infecciones urinarias, desmayos y contracciones uterinas, lo que podría adelantar el parto.
  • Utilizar siempre protección solar para evitar el melasma o mancha de embarazo. Estas manchas aparecen a partir del cuarto mes y se intensifican durante la gestación y, aunque desaparecen tras el embarazo, lo mejor es la prevención con cremas con alta fotoprotección.
  • Realizar ejercicio moderado diario y si se hace al aire libre practicarlo a última hora de la tarde para evitar el calor.
  • Utilizar ropa ligera de materiales naturales, como algodón o lino, y un calzado sin demasiado tacón que no apriete ni deje marcas.
  • Para evitar molestias en las piernas
    • realiza masajes circulatorios desde el pie a la rodilla
    • eleva las piernas en los momentos de descanso
    • no permanezcas demasiado tiempo de pie quieta
  • Tener una buena higiene de sueño y descansar las horas necesarias, a ser posible sin aire acondicionado. También se debe evitar dormir boca arriba los últimos meses; la postura más indicada es de lado, a ser posible el izquierdo para evitar presionar la vena cava.

 

Comparte en Google +
¡ Isabel, madrileña de nacimiento y trotamundos por convicción. Mi pasión es cruzar fronteras: físicas y metafísicas. Viajar, explorar y sumar experiencias y emociones es para mi una necesidad vital; y es que me fascina esta pelota verde y azul en la que vivo. Voy a contarte mis vivencias para transmitirte mi pasión por los viajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario