Coronavirus: Precauciones para viajar en avión


Voy a viajar en avión ¿Hay algo que pueda hacer para no contagiarme con el coronavirus? 

 

Esta es la pregunta que se hacen miles de viajeros frente al COVID-19 y que no quieren cancelar sus planes de viaje pero que, además, quieren cuidar su salud.


No tenemos una varita mágina para saber lo que pasará y si es mejor cancelar un viaje, cambiar de destino o seguir con el plan incial, pero estos consejos seguro que te ayudarán a prevenir e intentar mantener a salvo tu asiento del avión:

Lávate e higieniza tus manos
Aunque parece un poco obvio, es necesario recordarlo e insistir. Lavar tus manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos es un ritual que debemos hacer varias veces al día. Si no es posible, entonces utiliza un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60% –95% de alcohol.

Deja de tocarte la cara
Una vez mantienes tus manos pulcramente limpias y saneadas, evita tocarte la cara constantemente. El virus del coronavirus puede entrar en tu cuerpo a través de los ojos, la nariz o la boca. Si evitamos tocarnos la cara a menudo, evitaremos que el virus COVID-19, que podría estar en nuestras manos tras tocar una superficie que alguien infectado tocópenetre en nuestro organismo. Insistimos, manos lavadas y a no tocarse la cara.

Bebe más agua cuando vueles
Beber agua, en lugar de bebidas alcohólicas o cafeína, ayuda a mantener las defensas contra posibles gérmenes. Beber agua también ayuda a mantener un sistema inmunológico fuerte cuando se vuela y evitar que las  membranas mucosas se sequen. La deshidratación puede contribuir a un sistema inmunológico débil.

Desinfecta las superficies
El coranoviris puede sobrevivir en superficies como mesas plegables, pantallas táctiles y grifos. Aplicar un desinfectante sobre una superficie matará al COVID-19. Cuando llegues a tu asiento y tus manos estén limpias, usa toallitas desinfectantes para limpiar las superficies de tu asiento como la cabecera y el reposabrazos, la hebilla del cinturón de seguridad, el control remoto, la pantalla y la mesa plegable.
Si el asiento es duro y no poroso o de piel o de cuero sintético, puedes limpiarlo también. Usar toallas húmedas en asientos tapizados con tela puede humedecer el asiento y provocar la propagación de gérmenes en lugar de matarlos.

Evita ir al baño (si puedes)
Evita las áreas de alto contacto como los baños. También hay que tener cuidado cuando se tocan los grifos olas manillas de las puertas, dado que son espacios de mucho contacto. Apenas se cierra o abre una puerta sdebemos desinfectarnos las manos, aconsejan los médicos.

Elige ventanilla en lugar de pasillo
Hay estudios (Emory University) que concluyeron que, en época de gripe, el asiento más seguro en un avión es el de la ventana. Parece ser que las personas que se sientan junto a la ventanilla tienen menos contacto con personas posiblemente enfermas, lo que da un mínimo de protección contra los gérmenes y los virus.

El pasillo es frecuentemente atravesado por personas que van al baño, asistentes de vuelo y simples portadores potenciales del coranovirus. Esto significa que, en la medida de lo posible, es mejor evitarlo.

No olvides que, además de limpiar tu asiento del avión, debes lavarte las manos y seguir otras buenas prácticas:
  • Evitar el contacto con personas enfermas.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar.
  • Lavarse las manos después de ir al baño; antes de comer; y después de toser, estornudar o sonarse la nariz.
  • Los suministros de desinfectante para manos, pañuelos y otros productos de higiene pueden ser limitados, así que considera llevarlos contigo.
  • Evita viajar si está enferma.
 
¿Te interesa cuidar tu salud mientras viajas? Aqui tienes más consejos:

Y tú, mujer viajera, ¿has decidido cancelar tu viaje por el Coronoavirus? Cuéntanos tu experiencia y compártela con todas las mujeres que viajan. Nosotras, por ahora, no vamos a cancelar nuestros próximos planes de viaje.

Comparte en Google +
Soy Isabel, madrileña de nacimiento y trotamundos por convicción. Mi pasión es cruzar fronteras: físicas y metafísicas. Viajar, explorar y sumar experiencias y emociones es para mi una necesidad vital; y es que me fascina esta pelota verde y azul en la que vivo. Voy a contarte mis vivencias para transmitirte mi pasión por los viajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario